Intercambio de cartas escritas a mano, con la Escuela Glen Head en Nueva York

Puede sonar un poco extraño hablar de cartas escritas a mano en esta época, en donde muchas de las actividades que realizamos dependen de un dispositivo electrónico. Además, donde la virtualidad y la tecnología nos permite conectarnos con otros que se encuentran muy lejos a través de videollamadas. Podría pensarse que no hace falta, o que ya está un poco pasado de moda.

Escribir es un arte, un medio, una posibilidad de decir lo que a veces es tan difícil con la voz. Lo cierto es que aquello que escribimos como expresión de nosotros mismos, es un llamado al otro. Un llamado a provocar la conversación sobre un tema particular que nos une, identifica o vincula de alguna manera.

Así entonces, en Pinares decidimos proponer un espacio para que nuestras alumnas de 5° pudieran compartir y expresar a través de una carta, sus experiencias de aprendizaje con estudiantes del mismo grado en la Escuela Glen Head en Nueva York.

Desde el mes de febrero aceptamos la invitación de la profesora Carmen Berg. La propuesta como lo mencionamos fue realizar un intercambio de cartas entre estudiantes de ambos colegios. La redacción de los textos se realizó en el idioma de aquél que sería el lector, para aprovechar las habilidades de escritura y lectura en el otro idioma de todos los estudiantes.

Nuestro programa de Educación Internacional en Pinares, tiene como objetivo hacer del estudio de la lengua extranjera una integración a la experiencia de vida cotidiana. Buscamos que nuestras estudiantes alcancen un nivel de excelencia en el que sus titulaciones Cambridge IGCSE y el Cambridge International A Level, les abran las puertas a nivel internacional.

La experiencia fue significativa y gratificante para todos los participantes. Se resignificó la comunicación a través de la escritura y se abrió un nuevo espacio de intercambio académico y social para ellos que no habían experimentado antes. Acá les compartimos algunas de sus expresiones cuando recibieron sus cartas y aportes acerca de la posibilidad de hacer esta experiencia realidad.:

Me parece muy chévere saber que en otra parte del mundo alguien sabe que yo existo” Amalia Sánchez.

Estoy muy emocionada, tengo una amiga en Nueva York” Sara Socarrás.

El niño que me escribió solo tuvo tres errores de ortografía, pero su letra es muy bonita” Lucía Londoño.

En #Pinares la posibilidad de creer, crear y hacer realidad aquello que hay en la mente, es una apuesta de vida.