El pasado martes 18 de noviembre, nuestras alumnas de Jardín y Transición demostraron una vez más que en Pinares todas somos solidarias. Como en años pasados llevamos a cabo una actividad en la que cada una de nuestras alumnas apadrinó un niño vinculado a la fundación Pro marginados. Este proyecto, impulsado por Obra Pinares, pretende que las niñas desarrollen la capacidad de entrega a los demás desde muy pequeñas.

A cada una de las alumnas se le entregó el nombre y la edad de uno de los invitados, para que le comprara un detalle. Además nuestras niñas trajeron media mañana de sus casas para compartir con ellos. Durante la jornada disfrutaron de distintas actividades de recreación, juegos, pintura y música.