Nuestras alumnas de 7° disfrutaron de la tradicional convivencia que hace, año a año, cada curso de bachillerato.

Como son las pequeñas de bachillerato, era la primera vez que estos grupos disfrutaban de este espacio a las afueras de Medellín, durante 2 días.

La convivencia de curso es una actividad que promueve y fortalece la amistad y la integración de los grupos fuera de las instalaciones del colegio, a través de actividades físicas, sociales y espirituales, para afianzar la formación integral.

Igualmente, durante estos días las niñas tuvieron la oportunidad de visitar la Fundación El Maná y compartir con los pequeños. Un espacio promovido por Obra Pinares, nuestro Proyecto de Responsabilidad Social, para fomentar servicio y la solidaridad en nuestras alumnas.