El pasado 27 de septiembre finalizamos el mes de nuestro aniversario con una Misa de Acción de gracias por todos los frutos obtenidos durante estos primero 50 años, fecha que coincidió con la Beatificación de Monseñor Álvaro del Portillo primer prelado del Opus Dei que visitó nuestro Colegio en 1983.

Esta fecha tan especial no podía pasar inadvertida por lo que a lo largo de este año, hemos querido compartir esta alegría en distintos momentos con nuestras alumnas, padres de familia, profesoras, personal no docente y ex alumnas.

Especialmente durante este mes llevamos a cabo varios eventos en los que nos reunimos para cantar el cumpleaños al Colegio y hacer lo que más nos gusta: compartir en familia.

El sábado 13 de septiembre llevamos a cabo un Picnic Solidario en el que invitamos nuestras familias y exalumnas a ayudar recoger fondos para la adecuación de una casa de escasos recursos en la vereda Chuscalito. El miércoles 17 de septiembre un grupo de autoridades civiles, el Alcalde de nuestra ciudad, autoridades académicas, padres de familia y ex alumnas y fundadores del Colegio, asistieron a la celebración de una Misa y un acto protocolario en el que recibimos reconocimientos por nuestra labor, de distintas instituciones nacionales y locales. Además disfrutaron de una copa de vino al finalizar la noche.

El día 19 de septiembre estuvo copado de celebraciones. En la mañana con nuestras alumnas que disfrutaron de distintas actividades outdoor, y grandes premios y en la tarde con nuestro Personal de Apoyo durante un almuerzo en el Restaurante El Rancherito. Finalmente el viernes 26 sorprendimos a todo nuestro personal con la entrega de un detalle especial.

Cerramos septiembre y quedará grabado en nuestros corazones como un mes cargado de sonrisas y abrazos. Miramos hacia atrás y nos llenamos de orgullo al ver todos los logros obtenidos y a la vez vemos un futuro aún más promisorio.

¡Este aniversario es de todos! Alumnas, profesoras, personal no docente, padres de familia, exalumnas y todos los que han dejado un poco de su vida en la construcción de esta historia, ¡GRACIAS!